Nos une lo SIMPLE

Queridos lectores de cineparasimples,

Soy SIMPLE-MENTE. Me presento ante vosotros sin joyas ni dinero, tal y como vine al mundo: un 14 de noviembre, más o menos a la hora del té. No soy un gran conocedor del cine pero soy muy crítico. Así que a falta de pan, buenas son galletas. Reconozco haber desarrollado unas teorías fílmicas un tanto peculiares que poco a poco iremos desenredando por aquí. Hablaremos principalmente de cine pero también de la vida. Porque estando muerto no se puede disfrutar de una película aunque sea mala y el director merezca la más atroz de la desgracias, incluso que satanás le meta una piña por el culo. Las pelis se disfrutan vivo aunque te mueras de risa o de asco al verlas. Pero lo primero es ver la peli; después ya te puedes morir de lo que tú quieras.

Muchos os preguntaréis qué puñetas hago yo escribiendo en un blog. Para esos miles de seguidores deseosos de conocimiento presento a continuación mi curriculum. Tras varios años escribiendo en blogs de Inglaterra, EE UU y China por fin vuelvo a participar y aportar mi granito de arena en mi tierra querida. Llamadlo “volver con el rabo entre las piernas”. Llamadlo “teníamos ganas de que estuvieses aquí”. La verdad es que siempre que me ponía a escribir en un blog censuraban mis comentarios. Básicamente por cansino, majadero, cantamañanas, peinaovejas, pelanas, papatoste, sinsustancia, berzotas, etc… Así que de ahí me tenía que ir a otro blog y luego a otro y más tarde a otro, etc. Una vez agotados los espacios patrios tuve que cruzar el charco y comentar en los de EE UU pero como allí a la mínima te envían una carta desde la secretaría de defensa para decirte que no eres bien recibido y en la pared ya no me cabían más, decidí probar suerte en el Imperio del Sol Naciente. Me gustó mucho la película de Spielberg, pero parece ser que a ellos no. Les dije que también me gustó mucho Hero pero ya era tarde. Así que al final he tenido que regresar porque estaban empezando a vetarme el paso hasta en el restaurante chino de abajo de casa. Y yo no puedo vivir sin el WanTung.

Escena de Los hombres que miraban fijamente a las cabras.

Vamos a empezar tranquilamente. Nada de prisas. Las prisas son para los ladrones. Y para los toreros malos. Mi objetivo en este blog no es soltar frases incendiarias y crispar los nervios de los queridísimos lectores para que todos comenten y pongan el grito en el cielo. No; no venimos para eso. Ya sabéis que nunca hay que morder la mano del que te da de comer… Porque esto se paga, ¿verdad? A ver si ahora vamos a estar aquí escribiendo para pasar la mano por la pantalla… Mi objetivo es pasar un buen rato. De hecho no tengo objetivo. Me paso por aquí, os comento cosas; ya sabéis, me comentáis, que pim, que pam… Que yo te digo, que tú me contestas. Y entre todos nos enriquecemos cinematográficamente. Nos lo pasamos bien y nos echamos unas risas. Eso sí; sin perder de vista en ningún momento que aquí somos SIMPLES. Nos une lo SIMPLE. Nos enorgullecemos de nuestros amores cinematográficos. Yo adoro a Arnold. Yo no necesito decir “ergo” para sentirme inteligente, pero lo digo porque estoy orgulloso de que me guste Matrix. Y siempre pillo algún friki como yo al que también le gusta y me dice: “Yeee, ¿¿tú eres arquitecto??”. Los hay que no se giran si les pides un boli, pero seguro que si dices “pásame un boli; pásame un boli; pásame un sable láser”, se giran en el acto.

La eterna discusión sobre el origen…¿El huevo o la gallina? ¿El libro o la peli?

Entre los simples también tenemos lectores. Sí, sí, de los que leen libros. Qué digo leen, ¡¡¡devoran!!! No como yo que siempre he pensado que no hay libro bueno si detrás no surge su correspondiente película. Y si ya tiene película ¿para qué voy a leer el libro? Pues entre nosotros se encuentran auténticos devoradores de libros. No pierden detalle de novelas tan fantásticas como las de Harry Potter, Romeo y Julieta, El Señor de los anillos, Drácula, Crepúsculo, Alatriste, el Marca, el Sport, el Superdeporte… ¡¡¡Aquí cabemos todos!!! Y cada uno tiene su papel en el blog. Tengo una amiga que solo ve pelis de amor y antes de ver una siempre dice: “¿Acaban juntos? Es que si no acaban juntos yo no la quiero ver”. ¡¡¡Si tú eres como ella, aquí eres bien recibida!!! (y si no también, ojo). Igual en el cinefórum de tu ciudad no, pero aquí sí. Comparte tu sabiduría con nosotros sobre cine romántico.

No hay que olvidar a los seguidores que habéis llegado aquí sin querer. Que ya tiene mérito meterse en un sitio así sin saber dónde te metes, que te guste y encima quedarte!!!  Eso sí es ser simple amigo. Digno de elogios y aplausos.

Ya veis que no he hablado de cine. Es como el primer día de clase. Siempre cae mal el profe que comenzaba con lo de “abrid el libro que vamos a empezar a leer por la página X”. Yo soy más bien de los que preguntaban: “¿Qué tal el finde? ¿Lo habéis pasado guapamente? Hoy lunes a clase, con la sobadera que entra, ¿verdad? ¡Si los lunes son para pasarlos al sol! Chicos, ¿queréis que salgamos al patio? Pues, ¡¡venga!! ¡¡Todos al patio!!! A jugar un ratico ahí con los balones y eso”.

Aquí lo dejamos por hoy. En breve empezaremos con los exámenes y con los controles. Y si tienes algo que decir…

¡DÍSELO A LA MANO!

Eso sí, os voy a dejar unos deberes para que luego vuestros padres no piensen que aquí venimos a perder el tiempo. Estaría ideal que todos o al menos la gran mayoría de los que seguís el blog dijéseis “hola, estoy aquí” y/o añadiéseis lo que se os ocurra, como por ejemplo, “mi película favorita es…” o “mi personaje favorito es…” o “mi sala de cine favorita es…”; lo que sea. Entre todos hacemos cineparasimples. Aquí todos enseñamos, todos aprendemos y todos descubrimos. De manera que comparte sin miedo. Y si puede ser DI HECHOS CONCRETOS.

Me despido como el héroe que soy:

VOLVERÉ

Anuncios

Publicado el 14 noviembre, 2011 en NOTICIAS SIMPLES y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Romperé el hielo dando ejemplo:
    Hola, soy simple-mente y me gusta el cine. Mi confesión cinematográfica es que siempre he pasado olímpicamente del cine clásico, en especial de Charlot y Los Hermanos Marx pero gracias a este blog los estoy empezando a descubrir. Me he hecho el ánimo “Porque entretenerse y pensar no son antónimos”

    • Mi confesión cinematográfica es que de pequeño estaba enamorado de Marisol. Pufffff!! Qué alivio poder soltarlo después de tantos años de secretismo, de gritos en la noche (me iba a un monte cercano, apartado de toda forma de vida humana a gritarlo a los cuatro vientos de vez en cuando). Ahora que lo pienso, mi debilidad por las rubias quizás viene de entonces. Quién sabe…

  2. Jajaja… De lo que nos vamos a enterar aquí…
    ¡¡Venga!! ¡¡Ánimo simples del mundo!!
    ¡¡Descargad vuestro peso que en compañía todo se lleva mejor!!

  3. Hola! Estoy aquí. jejejeje

  4. he descubierto este blog por simple casualidad y me quedo ,me encantan tus articulos y si tengo que comenzar con algo , dire que me encanta las comedias romanticas y dramas romanticos con finales justos , no digo felices sino justos , es como inteligencia artifical , por que tenia que aparecer E.T para arreglarlo todo , y mira que me gusta spielberg desde que vi con 14 años , La lista de Schindler , pero para tu amiga a la que le gustan los finales felices en la comedias romanticas recomiendale de parte mia timidos anonimos , es realmente adorable , lo aseguro.
    pd:esta semana me toca maraton de crepusculo , y la semana que viene los chicos de phenomena en el cine urgell ponen a Indiana Jones y John Mcclane juntos. el fin de semana libro. seran dos semanas fantasticas.

    • ¡Estoy contigo en lo de los finales justos! A la de ‘Tímidos anónimos’ ya le había echado el ojo yo, así que a ver cuándo puedo verla.

      • Los finales justos son necesarios en TODAS las películas, no sólo en las románticas. Star Wars por ejemplo tiene un final lógico… nada de finales tipo “todos viven, se quieren, son amigos.. quien tiene que morir muere y no pasa nada. Ya nos lo enseño el Rey León… es el ciclo de la vida.
        Por dar un ejemplo de hechos ilógicos pasen y vean la película “El sicario de Dios”.
        En fin, digo SÍ a los finales justos!

  5. Ok. Gracias Inmaculada!! Se lo diré.

  6. A mi personalmente aunque me gusta mucho el cine lo que me pirra son los libros, con lo que si veo una peli que me gusta seguro que busco el libro correspondiente. Mis preferidos son los de fantasía, los románticos y los históricos, sin olvidar los policiacos tanto para libros como para pelis. La verdad es que mientras la historia sea buena, me da igual el formato que tenga. Si que tengo que confesar que cuando al prota/s de la peli le pasa algo malo me pongo muy nerviosa y empiezo a votar en el sofa/asiento. Viendo Moulan Rouse (no se como se escribe) acabe en el suelo del cine y mis amigos todavía se parten de risa al recordarlo, pero es que estaba de los nervios. Por eso lo que más me gusta es ir a ver una peli sabiendo el final de antemano, así voy más tranquila y disfruto más.

    • Comulgo plenamente con la máxima de que “mientras la historia sea buena, [me] da igual el formato que tenga”. Nunca entenderé a los que dicen que un tipo u otro de película no le gusta. ¿Qué más da si viajamos a la Tierra Media, al Nueva York actual o a la Edad Media? Si la historia mola, no importa si es un drama, una de ciencia ficción o una comedia romántica. Luego, claro, están los ultradivertimentos patrocinados por gente como Schwarzenegger o Adam Sandler (si están bien hechos, ojo)…

  1. Pingback: Momentos de cine // EL REGRESO « cineparasimples

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: