EL SILENCIO DE LOS CORDEROS, de Jonathan Demme (1991)

sc

Cartel del estreno de 'El silencio de los corderos'. (Credits to sensacine.com)

Pocas experiencias cinematográficas pueden superar a una buena peli de suspense. Desde que el maestro del género Alfred Hitchcock nos dejase no ha habido un heredero entre los cineastas posteriores digno de tal nombre. El caso más preclaro de fracaso de un director con dedicación exclusiva al suspense es el de M.Night Shyamalan. El autor indio inauguró su trayectoria con una obra cumbre como El sexto sentido pero se ha ido atascando creativamente poco a poco hasta acabar filmando excrementos del tamaño de El incidente ó Airbender, el último guerrero. Aunque en la actualidad no haya nadie en Hollywood expresamente entregado a la causa del suspense que merezca ser tenido en cuenta sí ha habido autores que han dado en el clavo cuando se han acercado al género. Una obra en concreto ha llegado a alcanzar el listón puesto por Hitchcock: El silencio de los corderos. De hecho, si alguien me preguntase cómo debería ser el thriller perfecto ese film sería mi respuesta.

Existe una línea sutil que diferencia al thriller psicológico del cine de terror que opta por un mal no sobrenatural: el tratamiento que el guionista hace del malvado de la peli. Mientras que en los films de miedo sin espíritus de ultratumba el malo es un ser desconocido para el espectador que sólo aparece en pantalla (explícita o implícitamente) para matar o ser matado, en el thriller psicológico el antagonista del personaje principal se nos muestra con toda la complejidad de cualquier ser humano. Su enfermedad mental o sus problemas psicológicos se diseccionan y sirven de llave para resolver el misterio en cuestión. El malo no es el loco que se encuentra con sus víctimas para asestarles el golpe mortal sino que se comunica con el protagonista en su investigación mediante sus crímenes y crea una relación de admiración y rechazo entre ambos y con el público.

La obra de Demme se inscribe en el género del thriller psicológico.

El esquema del párrafo anterior se puede ver aplicado con precisión en El silencio de los corderos a través de la agente Starling y el doctor Lecter. Además, sucede algo poco común en este film: el asesino en serie que busca la protagonista no es la encarnación de lo diábolico que la pone en jaque. El mal se esconde tras la piel del otro psicópata que le ayuda a encontrar a aquél. Así, la historia termina siendo una paradoja en sí misma porque para la consecución de su objetivo, Starling acaba liberando un terror aún mayor del que ha conseguido atajar. El mérito de todo esto recae en el novelista Thomas Harris y en la certera adaptación para el cine de Ted Tally. El guión de Tally identifica con claridad las claves del avance ‘in crescendo’ del relato y permite que el espectador se adentre en la psique y las motivaciones de los personajes sin por ello dañar el ritmo de la obra con innecesarios diálogos explicativos.

Hannibal Lecter se ha convertido ya en uno de los malos por excelencia del cine.

El director Jonathan Demme aprovecha las directrices del libreto para construir una narración de pureza cinematográfica inaudita en los últimos decenios. Es decir, a la película no le sobra ni le falta nada. Por eso es imposible despegar los ojos de la pantalla ni un solo instante hasta que aparecen los títulos de crédito finales. El arte de la narración consiste siempre en lo mismo: emocionar al espectador mientras se le entretiene. El abanico de emociones es muy amplio y las hay de mayor y menor calado pero conseguir que un relato haga brotar cualquiera de ellas es el valor que busca el arte en el que lo va a disfrutar. La cinta de Demme tensiona al público de un modo pausado pero brutal en cada mazazo, en cada nuevo giro de la historia y siempre con un ritmo ascendente. En todo momento sobrecoge, impacta y sacude a un espectador sin resuello que, entregado a la investigación de Starling, se halla horrorizado y extrañamente seducido por la atroz presencia de Hannibal Lecter.

Jodie Foster ganó un Oscar gracias a su interpretación en el film. (Credits to cine-forum.blogspot.com)

Gran parte de la agobiante obnuvilación que causa esta película procede de la labor de Anthony Hopkins en el papel del doctor Lecter. Al contrario de lo que puede parecer, poner cara de loco y mostrar un comportamiento extravagante no es una tarea demasiado complicada para la mayoría de actores. Lo que hace única la labor de Hopkins es lo que encontramos en todos los grandes intérpretes de la historia del séptimo arte: hacer que toda la atención se centre en él cuando entra en escena. Cada gesto y cada mirada provocan una inquietante sensación en el espectador que desemboca en terror al escuchar su voz, espantosamente tranquila. Incluso el excelente trabajo de Jodie Foster queda eclipsado desde el momento en que la agente Starling visita por primera vez a Lecter en prisión aunque no por ello debemos olvidarnos de su interpretación (ambos ganaron el Oscar por sus respectivas interpretaciones). Foster consigue ser el contrapunto ético a la maldad que respira este film desde la decisión de dar a su personaje una apariencia de debilidad que se torna en fortaleza con admirable sencillez. No esconde a su agente del FBI en una habitual postura de mujer prepotente, megaindependiente y cínica. La hace humana y, por ello, creíble al verla enfrentarse a sus propios demonios.

La mirada de Lecter, una de las imágenes inolvidables de 'El silencio de los corderos'.

Algunos han dicho de El silencio de los corderos que es la mejor película de los 90 y, desde luego, está en cualquier ‘top ten’ que uno se ponga a buscar en la red. Más allá de listas y valoraciones de expertos, lo cierto es que se trata de un relato que ha cautivado a millones de espectadores y que sigue cautivando a nuevas generaciones de cinéfilos. Por ello, si todavía hay algún simple que no sé por qué extraña razón -delictiva más bien- no haya visto esta peli, deje cualquier plan que tenga de ver la bazofia que ofrecen las cadenas de televisión por la noche y se procure una copia de la cinta de Demme. Como diría el inolvidable Eugenio, “me lo vais a agradecer ‘tota’ la vida”.

PD: Adjunto dos enlaces de Youtube (estos no pueden verse fuera de dicha página) de la entrega de los Oscar a Anthony Hopkins y Jodie Foster por ‘El silencio de los corderos’. También os paso el tráiler en castellano y en inglés (para apreciar algo de las interpretaciones. Además, el que está en inglés es mucho más chulo).


http://www.youtube.com/watch?v=ftUGtsdSXeU&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=CYikmz2AI24&feature=relmfu

Anuncios

Acerca de davidsimple

Soy un joven valenciano licenciado en Periodismo. Mi pasión por el séptimo arte me ha llevado a comenzar esta aventura en el mundo blog.

Publicado el 1 agosto, 2011 en NOTICIAS SIMPLES y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. The owner of the property as well as toll free number where you can ask
    questions. Reviewing your life insurance policy contract, when the
    health insurance policies were first sold. People with chronic illnesses or diseases also cannot avail this insurance policy,
    the cheaper the premiums can be. http://www.tasjcenterprise.com/tjecommunity/blog/view/54121/examining-the-facts-for-deciding-upon-issues-in-health-insurance-locating-the-answers

  2. A term policy is all you can easily afford, that is a lot of insurance
    when you say something like,” I did plan for this to happen, your family would be just fine. Hurricane Sandy is health insurance a good chance that the life insurance policy owner and generally, the insured has to pay out her policy. The living benefits of a life insurance policy on your life as part of an elaborate tax avoidance scheme the government doesn’t tax insurance premiums or death benefits. http://scottdcovey.com/author/meaganathaldo/

  3. However, that doesn’t take account of the short term loans
    number of storeys in my block. 75 billion in 2011 and if that doesn’t happen then the market will allow on a short sale.

    Will Tesla be able to pay off the student loans. That decline ended early last year, government short term loans officials said Monday. http://carloansforeveryone.blog.co.uk

  1. Pingback: TOP TEN // Pelis de asesinos en serie « cineparasimples

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: