Archivo del sitio

LOS TRES MOSQUETEROS, de George Sidney (1948)

Cartel promocional de 'Los tres mosqueteros'.

Ahora que se aproxima el estreno de la enésima adaptación cinematográfica de la novela de Alejandro Dumas me parece un buen momento para recordar la mejor de todas ellas, la realizada en 1948 por la Metro-Goldwyn-Mayer. Como tantas otras pelis clásicas de aventuras, Los tres mosqueteros trae a mi presente unos recuerdos infantiles cuyo efecto inmediatamente nostálgico viene acentuado por el poco gusto épico que encuentro en el cine de aventuras moderno. En la última década lo único que posee el inconfundible sabor del cine de antes es la trilogía de los anillos. Apurando mucho podríamos incluir a Gladiator, aunque con las reticencias propias del que sabe que la brutalidad del film de Ridley Scott no casa del todo con ese molde. ¿Por qué ya no hay directores que quieran rodar algo parecido al film de George Sidney? Como las ‘meigas’, haberlos capaces, haylos. Spielberg, cuyo retorno al género con la última de Indiana Jones fue todo un fiasco artístico -que no comercial- o los Wachowski tienen talento probado para ello, por ejemplo. Además, ni si quiera hay que ser un gran cineasta. De hecho, un tipo del montón como Sidney -las más destacables de su filmografía son, junto a Los tres mosqueteros, Levando anclas y Scaramouche– lo hizo. Basta con encargarle el libreto a alguien competente, saber dónde poner la cámara, contratar a unos buenos actores y no dejar el montaje en manos de alguien de la MTV. Lee el resto de esta entrada

Anuncios