Archivo del sitio

Top ten de pelis sobre…La II Guerra Mundial (bélicas)

George C. Scott es 'Patton'.

Uno de los géneros que más gustan a los cinéfilos simples es el bélico. La II Guerra Mundial es la contienda que más ha marcado el devenir del mundo tal como lo conocemos hoy y también es el período histórico a la que en mayor número de ocasiones ha acudido el género en busca de relatos. Hay tres tipos de películas sobre la II GM. En primer lugar, aquellos que no se ocupan de acciones bélicas ‘per se’ pero cuyo argumento es inseparable de dicha contienda (La gran evasión, Los mejores años de nuestra vida); en segundo lugar, aquellos que se centran en otro de los tenebrosos acontecimientos sucedidos entre los años 1939 y 1945, el Holocausto (La lista de Schindler, El pianista, La vida es bella); finalmente, la tercera y más recurrente categoría -de la que hoy nos ocuparemos- es la que se centra en acciones militares concretas. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

SALVAR AL SOLDADO RYAN, de Steven Spielberg (1998)

Cartel promocional de ‘Salvar al soldado Ryan’.

Junto a las consideraciones puramente cinematográficas que se puedan hacer del film de Steven Spielberg, hay un hecho que convierte a Salvar al soldado Ryan en una experiencia especial para mí: es la última película que he visto con mi padre en el cine. La naturaleza degenerativa de su enfermedad le impide pasar mucho rato fuera de casa, de modo que desde hace trece años las salas de cine son para él sólo un recuerdo. Muchas veces creo que es un guiño divino el que sea precisamente el film de Spielberg el último que pudo ver en la gran pantalla. ¡Cuántas pelis de guerra habremos visto juntos -y seguimos viendo- después de comer el sábado o el domingo en la tele del salón! Cuando era pequeño él me explicaba antes de empezar cada film los actores que salían y si los americanos mataban nazis o japoneses en esa ocasión. Aquella tarde de otoño de 1998 era yo Lee el resto de esta entrada

ODESSA, de Ronald Neame (1974)

o

Cartel del estreno de 'Odessa' en España. (Credits to cartelespeliculas.com)

Los best-sellers literarios suponen un jugoso reclamo para los grandes estudios de Hollywood. Si, además, tratan cuestiones de gran interés como una guerra, un asesino en serie o una catástrofe conseguir los derechos sobre el libro en cuestión se convierte en motivo de tortas entre los peces gordos del celuloide. Uno de los autores que más gresca ha montado entre productores ávidos de éxitos es el británico Frederick Forsyth, especializado en novelas de espionaje, terrorismo, conflictos internacionales…Desde el ‘boom’ de su primer libro, Chacal, el autor inglés no ha dejado de sumar ceros a su cuenta bancaria. Su segunda obra siguió los pasos de la primera en cuanto a ventas y captó también la atención de la industria cinematográfica. Así, -del mismo modo que sucedió con su opera prima- Forsyth vio como su segundo parto novelesco llegaba a la gran pantalla poco tiempo después. Me estoy refiriendo a Odessa, que narra la historia de Peter Miller, un joven periodista que halla en Hamburgo el diario de un viejo judío que se ha suicidado y resulta ser un ex preso del campo de concentración nazi de Riga. En él halla Lee el resto de esta entrada

LA GRAN EVASIÓN, de John Sturges (1963)

CLGE

Cartel del estreno en España de 'La gran evasión'. (Credits to Bibliocriptana)

Si uno se propusiese diseñar un modelo de cómo debería ser una película de simpleza mayúscula y de resultado inigualable seguramente debería utilizar La gran evasión como plantilla. Para los que no la conozcan, la explico en pocas palabras: un grupo de soldados, prisioneros de los nazis, elaboran un complejo plan para escapar todos a la vez del campo en el que están recluidos. Si esta pequeña sinopsis no es suficiente para que el que no haya visto esta joya de lo simple ponga el Jdownloader a echar humo, no creo que nada que vaya a decir a continuación lo consiga.

Nunca olvidaré la primera vez que vi este maravilloso film de John Sturges basado, por cierto, en una historia real. Poneos en situación: un crío de unos nueve años; un sábado por la tarde Lee el resto de esta entrada