Archivo del sitio

LA REINA VICTORIA, de Jean-Marc Vallée (2009)

Cartel del estreno en España de 'La reina Victoria'. (Credits to cineol.net)

Simple en su decimonónico encanto y en todo un metraje de conjuras de alta alcurnia que embelesan por el cariño con que están contadas. Ligera en la exposición de una trama política que es el vehículo propiciatorio de la intención primera del relato: hablarnos del amor entre un hombre y una mujer. Majestuosa en su ambientación, en su fotografía, en el estilo de cada plano y de cada escena. Encantadora en cada sonrisa de la real protagonista. La moza resulta que es la heredera del trono de Inlgaterra pero ello no es óbice para que el espectador disfrute de una historia que vuelca su fuerza dramática en el cortejo de un tórtolo y el dejarse querer de una tórtola que, eso sí, deben librar al mismo tiempo una batalla política que les supera por separado pero que vencen juntos. En resumen, La reina Victoria es un gozo para los cinco sentidos de un cinéfilo simple y una patada en el trasero de todos los Lee el resto de esta entrada

Anuncios

ORGULLO Y PREJUICIO, de Joe Wright (2005)

op

Cartel del estreno en España de 'Orgullo y prejuicio'.

Cuando un simple está sensible y decide ver una peli romántica suele acabar decepcionado. No sé si será general el sentimiento que producen en mí repelencias del calibre de Come, reza, ama, Exposados, o ¿Qué fue de los Morgan? pero me gustaría dar por hecho que así es. La repetición de estos platos de amarga digestión cambia la disposición del simple con respecto al cine de temática sentimental y acaba por transformarlo en un resignado que sólo aspira a amoríos medianamente entretenidos. Que no se confunda nadie, los productos de esta clase son distintos de los anteriores. Se trata de simplicidades ajustadas a las expectativas del que no busca más que pasar un buen rato. Títulos que incluiríamos en esta respetable categoría serían, por ejemplo, La proposición, Como la vida misma o 27 vestidos. Sin embargo, en ocasiones ocurre algo Lee el resto de esta entrada