Crítica // LA GRAN BELLEZA (o cómo los excesos pueden cargarse una obra maestra)

9Hace poco hablaba con alguien sobre el arte y la posibilidad de educar el gusto de la persona en el mismo, de modo que esta sea capaz de pasar del “a mí me gustan las pelis con malos y buenos” al “a mí me gustan las pelis”. Meternos ahora en una discusión sobre la necesidad de instruir en las artes al individuo desde infante y en progresión no es de recibo en este contexto -por espacio, pertinencia y número de disciplinas- pero quería mencionar el asunto porque algunos ultras del gafapastismo malinterpretarán la presente crítica creyendo que disfrutar o no de un filme como La gran belleza depende en exclusiva de la formación cinematográfica a la que uno se haya sometido. Como buen simple -y, por qué no decirlo, tipo formado en esto del celuloide- me niego a aceptar ese planteamiento objetivista.

5.LGB 03533_picture by Gianni Fiorito.JPGObviamente, cuantas más culturas gastronómicas conozca uno y más se haya jugado la lengua en ese viaje, más disfrutará del placer de comer; la gente tiquismiquis que cansa con su “no me gusta esto” y “no me gusta lo otro” es, en la misma proporción, la que menos platos ha probado y la que menos se goza un buen banquete. Pero una cosa es negarse a salir del terreno de las hamburguesas o los macarrones con tomate y otra bien distinta es encontrarse con un maravilloso estofado al que le sobran ingredientes y darle un diez al cocinero por contagio snob. Pues eso es lo que me ocurre a mí con la película de Paolo Sorrentino, una pieza magistral que se queda en notable por culpa de sus excesos formales.

1Acidísimos diálogos llenos de una honestidad que desarma al cínico más pintado, escenas de salvaje belleza formal y admirable destreza cinematográfica quedan, en demasiados momentos, ahogados por un recrearse innecesario en onirismos sesenteros que le traen a uno muy malos recuerdos. El significante que, en muchos instantes es pura belleza y derroche de estilo, menoscaba en sus momentos sobrantes -pausas gratuitas, roturas de ritmo con ansias metafóricas y falta de tijeras- el lucidísimo significado de cada paso en la historia veraniega de Jep Gambardella, catarsis existencial del personaje que le viene como aviso al dedo a esta generación.

6Como siempre, me voy a quedar con lo bueno -extremadamente bueno- que tiene La gran belleza; En primer lugar, su mencionado significado, lo profundo de la reflexión que hay implícita en el filme, aunque la respuesta al interrogante no la acabe de dar la monja teniéndola tan a mano como la tiene (claro, que la voz de la monja es la de Sorrentino). Su afilado guión, escrito a pecho descubierto, procaz y desternillante, posee en sus raíces un conformismo inconformista en el personaje interpretado por un estupendo Toni Servillo que ahuyenta la narración del cinismo en pos de la autenticidad; de hecho, uno de los mejores diálogos que he escuchado en la sala de un cine es de esta película. El montaje, errático en algunas fases del relato, tiene momentos de gloria gracias al amor por el encuadre y la puesta en escena del cineasta napolitano.

7Es una verdadera lástima que, a pesar de la gran belleza -no me podía resistir a un recurso estilístico tan grotesco, je je- hallada en el filme de Sorrentino el relato, como decíamos, se suba demasiadas veces al caballo que nos legó la horrenda El año pasado en Marienbad, en lugar de quedarse en la tierra de El apartamento o El verdugo. Estaríamos ante una nueva obra maestra del séptimo arte.

PD: El momento Ardant me lo llevaré siempre en el corazón. Gracias, Sorrentino por tus perlas.

Tráiler en italiano subtitulado al inglés (recomendado)

Tráiler en español

Anuncios

Publicado el 27 diciembre, 2013 en EN CARTELERA: CRÍTICAS SIMPLES y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. cuál es el momento Ardant??? Qué intriga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: