Crítica // EL LADO BUENO DE LAS COSAS (o por qué las pelis sobre personas y no sobre personajes son cojonudas)

elladoLa calidad de la filmografía de David O. Russell puede ser más o menos discutible pero a él debemos agradecer un compromiso mantenido como director: sus historias hablan siempre sobre personas lo más reales posibles, desde Spanking the monkey hasta la estupenda The fighter. En sus relatos, profundamente humanos, se descubre una caligrafía de lo más personal. Las debilidades e imperfecciones de sus personajes están siempre a flor de piel y el viaje de redención que realizan no se solventa a base de grandes méritos; es la relación entre ellos la que los cura. Esa hermosa herramienta ha alcanzado un extraordinario nivel en la encantadora El lado bueno de las cosas.

ellado3Russell ha construido, como guionista y director, una película divertidísima, conmovedora, plagada de escenas de una honestidad tan descarnada que resulta cruel. Los diálogos del director neoyorquino rebosan naturalidad y cariño por sus personajes; el libreto desnuda de convencionalismos el comportamiento de estos y los hace tan cercanos que asusta; uno no puede más que compadrear con Pat y sus follones y enamorarse perdidamente de Tiffany. El lado bueno de las cosas es un auténtico disfrute, un lujo de andar por casa que tanto los devotos del cine encorsetado como los del gafapastil jamás sabrán apreciar. ¿Y a quién coño le importa?

Por supuesto, el film tiene sus fallos. La fotografía, sin ir más lejos, posee una factura histérica, más preocupada por llamar la atención que por hacerse una con el simplismo del conjunto; el prota es bipolar, pero no hacía falta que la cámara lo fuese también. Además, la sanísima improvisación de los diálogos por parte del reparto alarga de forma innecesaria, en mi opinión, ciertas escenas; yo hubiese tirado de tijeras con algunas. El traspiés más dañino (que impide a la peli alcanzar el 10) es el final: no es desastroso, no se me preocupen; pero desentona su cercanía al cliché con la lejanía respecto de lo acostumbrado que el metraje anterior había respetado.

THE SILVER LININGS PLAYBOOKLas interpretaciones son de un nivel excepcional, sobre todo la de Bradley Cooper (jamás creí que esas palabras saldrían de mis teclas). Hay un talento insospechado en este muchacho para la candidez, la mala uva y la sensibilidad que asombra y conforta a todo aquel que haya presenciado los truños en que éste ha estado implicado anteriormente. Precisamente, porque uno ya sabía del potencial de la maravillosa Jennifer Lawrence no le ha impactado tanto su labor; su salvaje naturalidad y su tremendo poderío con una cámara delante son mucho más que atípicos. La moza es tan, tan buena que ni sus pequeñas deficiencias técnicas suponen problema alguno: se come la pantalla con patatas, vaya. En cuanto a los secundarios, Robert De Niro está estupendo (más suelto que en muchos años) y Jacki Weaver (personaje un tanto innecesario, si se me permite la observación) dota de una personalidad reseñable a su papel de comparsa.

ellado1El visionado de El lado bueno de las cosas es una obligación moral para el cinéfilo simple. Quizás no he llegado a ser lo suficientemente escéptico o lo suficientemente cínico para considerar -como he leído a muchos- sobevalorada por increíble a esta peli. La poca inocencia que me queda la guardo en la caja fuerte para disfrutar con films que me hacen reír, sonreír y me ponen blandito con su sinceridad. La ñoñería da ganas de vomitar; la sencillez apasiona. Russell y sus compinches han hecho una peli cojonuda, no puedo decir otra cosa.

Anuncios

Publicado el 2 febrero, 2013 en EN CARTELERA: CRÍTICAS SIMPLES y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Totalmente de acuerdo, muy bueno el título. Tomo nota para la próxima visita al cine. Saludos!

  2. tras ver el lado bueno… me acorde de littel miss sunshine, ( por esa escena de baile irreverente) a la dupla Jason Reitman- Diablo Cody y al síndrome Judd patow (el fulano hace pelis entretenidas, pero demasiado largas) quiza por esto no me parzca genial el film ; el cast es genial, lo que me lleva a pensar que este director es bueno para dirigir actores Lo de J-LO no me sorprende (vean The burning plain) y entonces pesno esta sobrevalorado este film y solo me queda decirme para mi HARVEY WEISTEN…. SI EL NO ESTUVIEA DETRAS DE TODO ESTO NO SE SI EL LADO BUENO… HABRIA LLEGADO HASTA DONDE LLEGO. dISFRUTE MUCHO DE LA PELI SOBRE TODO LA ESCENA EN LA QUE LAWRENCE ENFRENTA A DE NIRO, pero al final como siempre termino puteando a weisten porque siento que la peli carece de identidad!!!!

    • Desde luego, las alargadas manos de Harvey están detrás de lo bien que está funcionando la campaña promocional de la peli. Le sobran dos nominaciones, en mi opinión, aunque no puedo estar de acuerdo con lo que afirmas sobre la identidad de la peli. Me parece que si algo tiene ‘El lado bueno de las cosas’ es personalidad propia: sincera, honesta, salvaje y cruda, a la vez que deliciosa, fresca y estimulante. Tiene la manchita de un final edulcorado y poco original, pero creo que es un fallo menor. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: