Estrenos de la semana (11 de noviembre)


¿Qué le hubiese costado a los ineptos distribuidores de Eva esperarse 15 día para estrenarla? En lugar de acomodarla en un fin de semana tan megaflojo como el que se avecina los muy espabilados la situaron en la línea de salida el pasado 28 de octubre junto a Tintín y Criadas y señoras. Con un par, sí, señor. Viendo la cartelera de novedades de mañana uno no entiende el empeño del idiotismo patrio por arruinar las recaudaciones del cine autóctono. En fin…A falta de calidad -en general- lo que nos llega este 11 de noviembre ofrece un amplio abanico de géneros para todos los paladares cinéfilos. Como cada semana, pasen y lean.

 

ANONYMOUS, de Roland Emmerich.

Sinopsis:  El film plantea uno de los eternos debates de la literatura universal: ¿Fue realmente William Shakespeare el autor de las obras de teatro que se le atribuyen? El presente film se basa en una de las teorías que lo niegan. Para ello traslada su acción a la Inglaterra del siglo XVI, cuando el dramaturgo inglés tenía pase libre a la corte real.

Hay un adjetivo que todos los amiguetes yanquis que me han transmtido internáuticamente su opinión sobre Anonymous han utilizado: Entretenida. Nada más que eso. El resto es una amalgama de opiniones que resumiré en lo siguiente: desarrolla una historia demasiado rocambolesca y no resulta nada inspiradora; tiene un montaje endeble y una fotografía inapropiada; y el reparto está bastante bien (sobre todo la veterana Vanessa Redgrave). Uno se pone a temblar cuando Roland Emmerich se pone tras la cámara. Aunque se acepte la premisa del encefalograma plano con el único objetivo del entretenimiento nunca se sabe si dará la de cal (Soldado universal, Independence day o El patriota) o la de arena (Stargate, Godzilla o 10.000). A pesar de lo mucho que disfruto con los relatos isabelinos no me la jugaré con ésta; Emmerich tiene más peligro que Pepe y Marchena jugando al Street Fighter.

LONDON BOULEVARD, de William Monahan.

Sinopsis: Una joven estrella hollywoodiense se esconde de sus problemas personales en su casa de Londres y contrata a un solitario ex convicto para que la ayude con diversas reparaciones. Éste se convertirá en su protector, al mismo tiempo que debe lidiar con un gangster que no le concede la “baja laboral”.

Algunos pensarán que me repito. No es así. Lo que ocurre es que el estreno de London Boulevard, programado para septiembre fue retrasado finalmente por la distribidora para acomodarlo en fechas más favorables. La peli de Monahan es un film de carácter puramente británico; de Londres para ser específico. El autor inglés nos relata una historia sencilla con sabor a cinta de gángsters guiris que hace chocar dos mundos muy distintos: el de los suburbios londinenses y el del pijerío de sus barrios adinerados. La mano del neófito director tiembla en momentos importantes del metraje pero se advierte un estilo oscuro y rudo con margen de mejora para el futuro. Como libretista, Monahan es un tipo de fiar (Infiltrados, Al límite) así que su futuro como director no debe ensombrecerse por los fallos de esta, por otra parte, minusvalorada cinta. London Boulevard no es una gran película pero tampoco es lo ramplona que se dice por ahí. Es un film de cineasta primerizo sin la consistencia del cine de quilates pero que entretiene y agrada por la coherencia de sus partes. Además, Colin Farrell está estupendo y Keira Knightley resulta agradablemente intrigante y seductora. Un buen producto que aporta a los amantes de Londres -como el que escribe estas líneas- una razón extra para su visionado.

30 MINUTOS O MENOS, de Ruben Fleischer.

Sinopsis: Un repartidor de pizzas y su amigo, un profesor de instituto, son obligados a atracar un banco al colocarles encima un complejo mecanismo que los convierte en bombas a punto de explotar.

Había mucha expectación por ver lo que el director de la cojonuda Bienvenidos a Zombieland nos ofrecería a continuación. Pues bien, simples colegas, parece que ha sido un chasco de los gordos. Tanto mis contactos al otro lado del charco (al menos la mayoría; es decir, tres) como los críticos la han puesto a caer de un burro. Resumiré los argumentos que me han dado para que no me gaste un euro en ella: Pese a su potencial cómico tiene muy poca gracia; es aburrida; el guión es patético; y los protagonistas son imbéciles (no me extraña nada estando Danny McBride de por medio). Como ya se puede adquirir por vías poco ortodoxas, me ahorraré el dispendio y la veré en casita. Al que le interese que pregunte, que contestaré encantado.

LA GUERRA DE LOS BOTONES, de Christophe Barratier.

Sinopsis: Cuenta el virulento conflicto entre dos bandas de chicos de dos pueblos vecinos. Una guerra donde los botones son el precio de la derrota. Mientras la tierra se ve sacudida por los terribles sucesos de la Segunda Guerra Mundial, otra guerra se libra en un pequeño rincón del campo francés. Los chicos de los pueblos vecinos de Longeverne y Velran siempre se han odiado. No pelean por ningún motivo especial. Simplemente, no quieren ver a sus vecinos cerca de donde ellos viven. En una de esas batallas, Lebrac, un chico de trece años de Longeverene, conflictivo pero de gran corazón, tiene una idea brillante: arrancar todos los botones de las ropas de los prisioneros que tomen, para que vuelvan a sus casas medio desnudos, vencidos y humillados (Filmaffinity).

Tras la maravillosa Los chicos del coro y la aceptable París, París, Barratier continúa con sus historias de la Francia de primera mitad del siglo XX. Es difícil aventurar una opinión que sirva de guía al cinéfilo simple respecto de esta cinta. No conozco a nadie que la haya visto pero tanto los sabios de las estrellitas como el público francés la ha acogido bien aunque con poco entusiasmo. Supongo que es de esa clase de films que resultan agradables si uno se va con sus abuelos al cine y les hace recordar tiempos mozos. Época ya lejana en que los niños jugaban en la calle, al bulling se le llamaba “un niño malo me pega”, para aprobar había que estudiar y si un profesor le daba un guantazo a un alumno al llegar a casa se llevaba otro patrocinado por su amantísimo padre. En fin, que no me mojo con La guerra de los botones. Cada cual que decida por sí mismo, que ya no sabéis pasar sin mis consejitos.

LA GRAN AVENTURA DE WINTER EL DELFÍN, de Charles Martin Smith.

Sinopsis: Un delfín encontrado en la costa norteamericana atrapado en una trampa para capturar cangrejos pierde su cola, elemento de vital importancia para nadar y sobrevivir en el mar. Un grupo de especialistas lo traslada a un acuario con la intención de implantarle una prótesis que le permita volver a vivir en su hábitat natural. Mientras tanto, entre el delfín y un niño se establece un estrecho vínculo de amistad (Filmaffinity).

No quiero gastar mucha saliva -o tinta, o símbolos html- en este tipo de engendros fílmicos. A mí me hacen gracia las pelis para toda la familia en las que los personajes son más o menos normales y la cursilería alcanza unos límites soportables pero es que las historietas de animalejos y niños esforzados me ponen un poco nervioso. Quizás, La gran aventura de Winter el delfín no sea el caso porque los críticos hollywoodienses no la han machacado como suele suceder con las cintas de su clase pero no puedo negar mi instinto anti-Flipper. Si uno tiene críos digo yo que pueden pasárselo bien con este tipo de productos (aunque estando Tintín en cartelera yo ni me lo planteaba).

Rodaje de 'Bi anai (Dos hermanos)'.

El fin de semana lo completan estrenos muy poco llamativos. De fuera de nuestras fornteras nos llegan Kika Superbruja: El viaje a Mandolán, cuyo visionado debe ser tan dolorosamente parecido a darse con dos piedras en la entrepierna y Miradas de amor, la carroña fílmica que debe obtenerse tras dejar dos toneladas de azúcar pudréndose en un estercolero y grabarlo en vídeo. La oferta que nos llega de fronteras para adentro no es muy alentadora. Lidera el grupo españolito Cinco metros cuadrados, la cinta ganadora del Festival de Málaga (lo que no significa absolutamente nada) que habla de la pequeña tragedia de una pareja sin piso en plena crisis.La secundan la vasca Bi anai (Dos hermanos), del debutante Imanol Rayo; Five colors, una comedia sobre inmigración y La sombra del sol, dirigida por el terrorista cinematográfico David Blanco, autor de la horrenda españolada Peor imposible.

PD: Adjunto los tráilers.

 

Tráiler de Anonymous (inglés subtitulado)

 

Tráiler de London Boulevard (español)

 

Tráiler de 30 minutos o menos (inglés subtitulado)

 

Tráiler de La guerra de los botones (español)

 

Tráiler de La gran aventura de Winter el delfín (inglés subtitulado)

 

Tráiler de Kika Superbruje: el viaje a Mandolán (español)

 

Tráiler de Miradas de amor (italiano)

 

Tráiler de Cinco metros cuadrados


Tráiler de Bi anai (Dos hermanos) (vascuence subtitulado)

 

Tráiler de Five colors

 

Tráiler de La sombra del sol

Anuncios

Acerca de davidsimple

Soy un joven valenciano licenciado en Periodismo. Mi pasión por el séptimo arte me ha llevado a comenzar esta aventura en el mundo blog.

Publicado el 10 noviembre, 2011 en NOTICIAS SIMPLES y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Gran parte del guión de FIVE COLORS se alimenta de lo cotidiano y rompe con la retórica cinematográfica al uso. Esta película habla de una España y de unas personas que podemos reconocer, y lo hace con naturalidad, emoción e inteligencia.
    Los actores son maravillosos, y el guión es un perfecto puzle, como la vida misma.
    Quiroga consigue ser natural y al tiempo valiente narrando historias que quiebran el estatismo y funcionan con absoluta sinceridad.
    Entrando en detalles sobre FIVE COLORS, cabe destacar con especial atención el universo de la radio, y por ende su banda sonora.

  2. Me quedo con: “Emmerich tiene más peligro que Pepe y Marchena jugando al Street Fighter”

    JAJAJAJAJAJAJAJA

    Por otro lado, pensaba que “30 minutos o menos” tendría gracia pero leido lo escrito, creo que perfectamente, puedo ir a volver a ver TINTIN y seguro que salgo mejor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: