DESDE SITGES // ‘Attack the block’, la conquista de lo simple

El público de Sitges no opina igual que su jurado y le ha dado el premio a la mejor película del festival a la británica Attack the block (decisión que comparto al cien por cien, dicho sea de paso). El film de Joe Cornish ha hecho disfrutar cual gorrino en un lodazal a mi alma gamberra, sumergiéndola en un divertidísimo homenaje a las pelis de pandillas adolescentes desde la potente combinación de humor inglés y ciencia ficción macarra sin complejos de clase. La ambientación del ataque alienígena a un barrio chungo londinense, definido en aquella a través de sus maneras, reglas, modos de hablar y vestimentas de tribu suburbana conquista irremediablemente el corazoncito del cinéfilo simple. Además, opino que es absolutamente imprescindible ver la peli en inglés si se quiere disfrutar de ella por completo. De lo contrario, perderemos la posibilidad de degustar el acentazo barriobajero ‘londoner’ de los personajes que pueblan el film, elemento fundamental para captar  la esencia del asunto.

El lenguaje cinematográfico que utiliza Cornish es hijo de un montón de padres artísticos aunque debe reconocerse que la mezcla referencial que hallamos en Attack the block debe registrarse a su nombre. La carrera televisiva del cineasta británico le ha valido para participar en el guión de la peli que hecho Spielberg sobre Tintín y para convencer a las mentes tras la cachondísima Zombies party (más conocida por su título original, Shaun of the dead), Edgar Wright y Simon Pegg, de apostar por su guión y hacer la peli que ha sido premio del público en Sitges. El resultado es una cinta de entretenimiento respetuosa con el género que, pasada por el mismo filtro espiritual que la serie Skins, aparece dotada de una originalidad refrescante para el cine de su clase y el de entretenimiento en general.

Que nadie se confunda, Attack the block no es una obra maestra pero lo que propone está tan bien montado que justifica su carácter de prefilm de culto. Los monstruos son simples pero su objetivo resulta, de tan estrambótico, enormemente convincente. Todo en el film de Cornish es un desborde de excesos contra y a favor del cliché. El argumento encuentra en su pensada estulticia la clave para cargarse las previsiones del espectador sobre cómo se desarrollará todo, desde las variadas técnicas para matar aliens hasta el modo en que estos se cepillan humanos. Ningún cinéfilo simple se arrepentirá de ver Attack the block y si, además, lo hace en compañía de un grupo de amigos simples, el gozo será aún mayor.

Anuncios

Publicado el 16 octubre, 2011 en EN CARTELERA: CRÍTICAS SIMPLES y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Ya me gustó el trailer cuando lo vi por primera vez. Y me la apunté en mis papelitos de “NO PERDER DE VISTA”. Leido lo dicho, ya no necesito más.. ADJUDICADA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: