OPERACIÓN: SOLDADOS DE JUGUETE, de Daniel Petrie (1991)

Cartel del estreno de ‘Operación Soldados de juguete’. (Credits to hispavista.com)

Hay películas que uno relaciona con un momento concreto de su vida a causa de la relación que guardan precisamente con la etapa por la que estaba pasando. En mi temprana adolescencia un compañero de clase me comentó que había visto una peli “alucinante” sobre unos chavales que eran secuestrados en su instituto y urdían un plan de huida “super guapo”. Imaginaos la reacción de un cinéfilo precoz de unos trece o catorce años ante semejante ofertón fílmico. Si ese pánfilo que era yo hubiese tenido internet a mano a finales de los 90, la espera hubiese sido corta. Pero en aquel momento los medios eran los que eran y no había modo de ver algo con prontitud si no estaba en el videoclub; y estamos hablando de una película del 91 que, obviamente, había abandonado las estanterías de los prestamistas del VHS hacía ya bastante tiempo. Por tanto, tuve que esperar a que alguna de las teles en abierto la introdujese en su parrilla. Tras muchos partidos de fútbol (sean jugados, sean vistos), unos cuantos de balonmano, exámenes aprobados, exámenes suspendidos y tímidos acercamientos a mozas que no me hicieron ni puto caso, un buen día Canal Nou (sic) tuvo a bien -para mi satisfactoria sorpresa- programar un pase de Operación: Soldados de juguete un lunes por la noche.

Con los medios a nuestra disposición a día de hoy es mucho más sencillo ser un amante bien formado del séptimo arte. Aunque, ojo, no sólo hemos de acudir a las listas oficiosas de mejores pelis buscando poseer un bagaje de calidad; también hemos dejar que la simplicidad de nuestra filia tenga sus ratos de esparcimiento y melancólico recuerdo sin prejuicios sobre edades o géneros. Es decir, debemos navegar en busca de esos clásicos que no hemos visto y del cine europeo y asiático que tantas dudas nos suscita pero a la vez hemos de volvernos sin problemas hacia las cintas de entretenimiento, por más burdas que nos parezcna. Revisionar pelis de Disney, Van Damme o Paco Martínez-Soria no debe avergonzarnos. Es más, debería ser una obligación autoimpuesta.

Wheaton,en un momento del film. (Credits to sonymoviechanel.com)

Tampoco debemos anteponer prejuicios de añada cinematográfica del tipo “yo sólo veo novedades”. Pues si sólo ves novedades he de notificarte con tristeza que eres tonto, amigo. Es como leer sólo libros recientes y pasar de los autores universales, o escuchar sólo la música de hoy y olvidarse del rock de los 50 o los conciertos de cámara: si la peli es buena, te gustará. Existe una objeción habitual a la afirmación que acabo de realizar que posee cierta validez, dado que muchos espectadores actuales aducen que el cine antiguo les resulta lento. Eso puedo entenderlo y tiene una casusa  -que no es momento de analizar- pero en el caso de filmes como Operación: Soldados de juguete estamos hablando de algo noventero, no de cintas japonesas en blanco y negro. Así que un poco de flexibilidad, gente.

Volviendo a lo que nos interesa en el presente artículo, lo primero que debe decirse es que esta peli es exactamente lo que parece: entretenida, divertida, de épica adolescente. Es la plasmación del sueño de todo quinceañero hecho realidad. No hablo, obviamente, del sueño de ser secuestrado, sino de ser el puñetero héroe del instituto gracias a un plan que incluye palabras como “ametralladora” y “venganza”  o expresiones como “Os haré una señal, tíos” o “Vamos a joder a estos cabrones”.  El director Daniel Petrie sabía lo que quería hacer y lo lleva a cabo respetando las reglas del género con profesionalidad; muchos no pueden ni presumir de filmar algo con voluntad de entretener, y  conseguirlo, la verdad. Hoy estamos cansados de films de divertimento que resultan basuras insultantes para con los 8 euracos que cuesta una entrada. Por eso debe subrayarse el gran mérito de Operación Soldados de juguete: ser lo que promete ser. De todos modos, hay algo que hecho en falta: alumnas (la historia se desarrolla en un internado para niños pijos) que vitoreen y canten las maravillas de los valerosos chavales que se enfrentan a los terroristas. Al menos para que fuese exactamente como el sueño de todo adolescente masculino, claro.

El plan de los jóvenes estudiantes entraña ciertos riesgos.

El reparto ofrece también cosas interesantes. De entrada, el prota es Sean Astin -Mikey en Los Goonies y Sam en la trilogía El Señor de los anillos– en versión chunguete y con unos cuantos kilos menos. Para los seguidores de la serie The Big Bang Theory hay otro regalo, pues uno de los colegas de Astin es Wil Wheaton, el archienemigo de Sheldon. Además, el elenco de secundarios es notable. Louis Gossett Jr. interpreta al jefe de estudios del insti (que en esta peli cumple la típica función del sheriff de comisaría americana pero que en lugar de detectives inestables lidia con alumnos canallescos), Andrew Divoff al ultramalvado terrorista, R. Lee Ermey -el inolvidable instructor militar de La chaqueta metálica– al comandante en jefe de la misión de rescate y Denholm Elliott -el despistado Marcus Brody de la saga Indiana Jones- al director del internado.

Las cartas ya están sobre la mesa: entretenimiento, terroristas, adolescentes asilvestrados, militares y casting retro. Ésta es una apuesta segura si uno busca algo simple y nostálgico. Para otro tipo de vacuidades fílmicas, ya sabéis: en la parte superior del blog a la derecha hay un espacio en blanco junto a una lupa que os permitirá encontrar lo que deseéis. ¡Un saludo, simplones!

PD: Adjunto el tráiler en inglés de la peli (no está ni siquiera subtitulado) y una curiosidad para los más frikis: Sean Astin en un videoclub eligiendo sus tres pelis favoritas.


 

Anuncios

Acerca de davidsimple

Soy un joven valenciano licenciado en Periodismo. Mi pasión por el séptimo arte me ha llevado a comenzar esta aventura en el mundo blog.

Publicado el 6 septiembre, 2011 en NOTICIAS SIMPLES y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Daniel Petrie me parece un muy buen director, mi película favorita de él es Lassie, la historia es conmovedora y muy bonita, sin duda una de mis favoritas, se han hecho varias versiones pero mi preferida es la de él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: